normativa 30km hora

La nueva normativa de los 30Km hora llega hoy a las ciudades: ¿cómo se aplicará?

Entre el 70% y el 80% de las calles se verán afectadas por los nuevos límites de velocidad con el objetivo de reducir la siniestralidad urbana. La nueva normativa que obliga a conducir a 30 Km/hora ya está aquí. Y, aunque de primeras puede parecer fácil, la norma tiene algunos detalles que mejor tener en cuenta y aprender ya de entrada. Por eso, hoy en DENSL te detallaremos en qué consiste exactamente esta norma y cómo se aplica. 

Normativa de los 30Km hora: vías de un solo sentido de circulación por cada sentido.

Des del pasado 11 de mayo, ahora hace ya un mes largo, entre el 70% y el 80% de las calles de las ciudades según laDGTpasarán a tener un límite máximo de velocidad de 30 km/h. ¿Qué calles, exactamente? Pues aquellas calles con un único carril por cada sentido de la circulación. Importante: quedaran excluídas de este cómputo los carriles que están reservados o bien son de uso exclusivo. Un ejemplo práctico: una calle que tiene dos viales, uno que pueden usar todos los vehículos y otro solo para el bus, contará como si solo tuviese un carril.

Esta medida, que forma parte del paquete inicial anunciado en noviembre de 2010 (el que hace referencia, entre otros, a la normativa aplicable a los patinetes eléctricos) ha sido impulsada por el Ministerio de Interior y el departamento de Tráfico. 

En aquellas vías con un único carril por cada sentido de la circulación la velocidad quedará restringida a 30 kilómetros por hora.

Primera norma

Normativa a 20Km/hora: se aplicará a aquellas vías compartidas por peatones y vehículos.

Aunque la nueva norma se la conoce popularmente como “normativa de los 30 Km hora”, la verdad es que esta es la velocidad tope a la que podrán circular los vehículos. La nueva norma también reduce la velocidad a 20 km/h en vías donde coches y peatones compartan la misma plataforma, es decir, sin acera. Por ejemplo: aquellas calles, comúnmente situadas en el centro de los pueblos o ciudades, que, en los últimos años, han visto su conversión a calzadas únicas compartidas entre peatones y vehículos. 

Un claro ejemplo de este tipo de calzadas son las recientemente estrenadas en ciudades como Granollers, ciudad del área de Barcelona que ya dispone de más de 60.000 m2 de calzada única y planea añadir 1000m2 más en los próximos meses. 

normativa 30km hora
Detalle de via Michelena, una calle de calzada única situada en Pontevedra. En este tipo de vías los vehículos deben circular a 20Km/hora ya que las comparten con peatones.

Normativa a 50Km/hora: reservada para aquellas vías con al menos dos carriles completos.

Este es el tercer punto que detalla la normativa de 30Km hora. Hay un nivel de carreteras en las que la norma permitirá circular a 50 kilómetros por hora, una velocidad sustancialmente superior a las dos ya citadas. Esta, seguramente, sea la velocidad a la que están acostumbrados la gran mayoría de  conductores. No en vano, solía ser esta la velocidad común en muchas vías urbanas españolas.

Este tercer nivel de vías son aquellas  calles con al menos dos carriles de uso completo por sentido de circulación, seguirán a 50 km/h (40 km/h los vehículos de mercancías peligrosas). Es decir, aquellas arterias comúnmente llamadas principales y que suelen vertebrar los centros de las principales ciudades del país. Para poner algunos ejemplos: la Diagonal de Barcelona o la calle de Alcalá de Madrid.

En el siguiente tweet de la Dirección General de Tráfico ejemplifica bien el principal resumen de esta nueva normativa. 

Normativa de los 30Km hora: una norma que busca salvar vidas.

En realidad, se trata de un viejo deseo de la DGT, acelerado por las peticiones de muchos municipios y de la federación que los engloba, la FEMP. Tampoco es inédita. Madrid, Valencia o Sevilla ya la aplican en parte, aunque ninguna con la intensidad de Bilbao o Barcelona, que fue pionera en estas lides y asegura que donde se ha aplicado, la siniestralidad bajaba un 40%.

Porque ese es el motivo que la impulsa dentro de la estrategia para reducir las muertes del tráfico un 50% hasta finales de la década. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), el riesgo de que un peatón fallezca arrollado por un vehículo es hasta cinco veces menor a 30 km/h que a 50 km/h.

Ya la norma parece ser efectiva. Por ejemplo, en Salamanca, en el primer mes con las calles a 30km/h se han registrado 145 accidentes, con solo cinco peatones lesionados, una cifra sensiblemente inferior a los registrados en el mismo periodo del año 2019, con 162, o los 181 en el año 2018, según los datos aportados por el Ayuntamiento de Salamanca.

normativa 30km hora
En Barcelona la siniestralidad des de que entró en vigor la nueva normativa 30 ha llegado a disminuir... ¡Hasta un 25%!

Materiales y señalética necesaria para adaptar las calles a la nueva normativa de 30 kilómetros por hora.

Adaptarse a la nueva normativa 30 requiere de pocas intervenciones urbanas pero de materiales concretos y específicos. Por ello hemos diseñado una lista de aquellos que, sin dudarlo, vas a necesitar colocar en tus calles y principales arterias viales afectadas por esta norma.

  • Señales de tráfico adaptadas: sin duda, el principal elemento de esta lista tienen que ser las señales de tráfico. Recomendamos siempre utilizar modelos homologados de chapa de acero de 2,5mm. Este material garantiza que se cumpla lo que dicta la norma y asegura una larga vida útil. Las medidas de estas se pueden adaptar a cualquier tipo de necesidad: des de señales R-301, que indican la velocidad de la vía, a carteles de 60x80cm adaptables a texto y demás detalles.
La nueva normativa de zona 30 requiere del uso de señales de tráfico R-301 indicadoras de la velocidad.
Muchos Ayuntamientos optan por crear señalética adaptada a la norma.
  • Mejora la capacidad visual de tus nuevas zonas a 30 KM/h con señales de tráfico iluminadas por LEDS y su versión mejorada, las señales retroiluminadas: no es ningún secreto que las señales de tráfico iluminadas con LED son una alternativa muy solicitada por Ayuntamientos y Brigadas de Obras para mejorar la capacidad visual de las señales estándar. Este tipo de señales incorpora un conjunto de leds que perfilan el pictograma de la señal para crear un efecto de gran luminosidad. En DENSL fabricamos y comercializamos este tipo de señales con varias fuentes de alimentación: mediante panel solar, conectadas a red eléctrica pública o bien mediante baterías para un funcionamiento regular.  

Señales retroiluminadas con panel acrílico LED ultradelgado de gran luminosidad. 

Las señales LED pueden ser de disco, triangulares o cuadradas y alimentarse de varias maneras. 

  • Aunque muchos conductores reducen automáticamente la velocidad al entrar en una zona de 30Km/h o 20Km/h, algunos necesitan de un recordatorio extra. Es aquí dónde entran en juego nuestra amplia gama de bandas reductoras de velocidad, adaptables a varias velocidades y entornos. Estas bandas obligan al conductor a adaptar su velocidad al estándar de la vía de forma visual y efectiva. En ciertas vías en las que circulan autobuses o transportes públicos similares se puede optar por el uso de cojines berlineses. Este elemento permite el paso de autobuses sin que toquen las bandas (y generen molestias a todo el pasaje) pero obliga a los vehículos más pequeños a respetar la norma y pasar por encima de la banda. 
Cojines Berlineses, también llamados lomos de Asno, instalados recientemente en Santiago de Compostela.
Banda reductora de velocidad instalada en la Línia de la Concepción, província de Cádiz.
  • Aunque la normativa de zonas a 30 KM/h no obliga a ello, muchos Ayuntamientos optan por delimitar el espacio reservado al peaton en ciertas vias urbanas con pilonas o bolardos de mayores dimensiones. En DENSL trabajamos tanto modelos más clásicos en forja, como el modelo Valencia Antigua, como en materiales más actuales y novedosos, como las pilonas modelo Barcelona fabricadas en polipropileno o incluso en poliuretano con un 100% de flexión. 

De bolardos y pilonas los hay de decenas de modelos, materiales y colores. Si bien es cierto que tradicionalmente en España se han utilizado tradicionalmente versiones metálicas, hay una tendencia en los últimos años a utilizar opciones fabricadas en plástico. Los motivos son diversos, pero resumidos: el plástico es más fácilmente instalable, evita ralladuras en coches y vehículos y tiene un nivel de rigidez potente (aunque no se recomienda en vías de velocidad alta). 

Bolardos de metal y look clásico utilizados en Malasaña, Madrid.
Una función clara de los bolardos y pilonas: separar la calzada para coches, bicis y...¡Peatones!
  • Existe otro tipo de producto que permite separar de forma rápida y visual diferentes zonas de la calzada: los separadores de carril. Aunque no es recomendable el uso de este producto en solitario para delimitar zonas de paso de peatones, si que lo es en combinación con las pilonas y bolardos detallados en el punto anterior. En conjunción, ambos productos pueden separar las calzadas urbanas en zonas de paso de vehículos, de peatones y, si es el caso, de bicicletas y patinetes. 

Está claro que combinar pilonas, especialmente de plástico, y separadores de carril, como el modelo ST200, permite adaptar muchas calzadas únicas urbanas en zonas 30 o 20km/h de forma rápida y práctica.

Joan Magrarit, técnico de instalaciones en DENSL
Bolardos de metal y look clásico utilizados en Malasaña, Madrid.
Una función clara de los bolardos y pilonas: separar la calzada para coches, bicis y...¡Peatones!

¿Ya te hemos resuelto tus principales dudas?

Productos citados en esta entrada

Ir arriba